Smart Engineering finaliza el Índice de Sostenibilidad del Hormigón Proyectado

Smart Engineering finaliza el Índice de Sostenibilidad del Hormigón Proyectado

El pasado mes de junio, Smart Engineering finalizó el desarrollo del Índice de Sostenibilidad del Hormigón Proyectado – ISHORP. Mediante el índice desarrollado es posible evaluar la sostenibilidad global, atendiendo a criterios económicos, ambientales y sociales, del hormigón proyectado en función del tipo de aditivo acelerante de fraguado empleado.

Actualmente en España predomina el uso de aditivos acelerantes de fraguado en base aluminato. Por las implicaciones ambientales negativas y los potenciales riesgos que pueden presentar para los trabajadores, la tendencia internacional es la de prohibir el uso de estos aditivos en favor de los aditivos de fraguado libres de álcali.

La inercia del sector constructivo español en asumir el cambio de tipo de aditivo se debe a varias cuestiones concurrentes. En primer lugar, los aditivos libres de álcalis tienen un coste ligeramente superior. Asimismo, para alcanzar prestaciones equivalentes en una misma aplicación se suele requerir mayores contenidos de este acelerante. Por último, los mismos presentan un desempeño poco satisfactorio al presentarse afloramientos de agua.

En este contexto se desarrolló el ISHORP. Dentro del caso de estudio planteado se consideraron 3 alternativas diferentes de evaluación: la utilización de un acelerante en base aluminatos al 3% (ANaA-3%) y el empleo de un acelerante libre de álcalis en dos concentraciones diferentes 6,5% y 8% (AFA-6,5% y AFA-8%).

ishorp

Uno de los principales resultados obtenidos de la aplicación del ISHORP es la constatación de que, basándose únicamente en el requerimiento económico, las diferentes alternativas no presentan diferencias significativas de sostenibilidad, tal y como muestra la Figura. En este escenario, la utilización de los acelerantes en base aluminato está claramente favorecida por la visión cortoplacista que rige en los procesos constructivos en España.

Sin embargo, a medida que los requerimientos ambientales y sociales tienen más peso en la decisión, resulta claramente más sostenible la alternativa que considera la utilización del aditivo libre de álcalis en una concentración del 8% (ver Figura ). De este modo, el objetivo de modificar las pautas actuales de consumo de aditivos acelerantes de fraguado en España ha de ir de la mano de actuaciones que conciencien a nivel ambiental y/o social, así como de políticas administrativas que potencien estos requerimientos a la hora de la decisión, por ejemplo, en los pliegos de los concursos públicos.

El estudio de sensibilidad de los pesos de los requerimientos ha permitido establecer la importancia del peso de los requerimientos ambiental y social, a la hora de decantar la mayor sostenibilidad de los acelerantes libres de álcalis. Esto permitirá implementar políticas activas que faciliten la introducción de este tipo de productos en el mercado español.

El desarrollo del ISHORP – realizado en el marco del contrato entre Smart Engineering y BASF Construction Chemicals – ha contado con la participación de diferentes decisores españoles tanto del sector público como privado. Éstos no solo han contribuido al desarrollo del índice, como también han podido ver de primera mano las repercusiones desde el punto de vista de sostenibilidad de usar un aditivo u otro. Los documentos que reúnen las conclusiones del estudio servirán como herramienta de concientización y convencimiento, en la dirección de promover un cambio positivo y sostenible en el mercado de la construcción.

I.S. 2016.09.12

Noticies