Smart Engineering lanza la marca Smart Engineering Control®

Smart Engineering lanza la marca Smart Engineering Control®

El Método Inductivo es el primero en la línea de productos de la marca Smart Engineering Control ®

Smart Engineering lanza Smart Engineering Control ®, una marca registrada que abarca una línea de productos para la evaluación de propiedades de materiales y estructuras. El método inductivo es el primer producto en el mercado. Es un ensayo no destructivo robusto y simple para evaluar el contenido y la distribución de las fibras de acero en hormigón reforzado con fibras (HRF). Smart Engineering acaba de finalizar la fabricación de la primera serie de prototipos que ya se encuentran a la venta.

Prototype of the Inductive method equipment – Smart Engineering Control ®

El equipo consiste en un analizador de impedancias y una bobina discontinua con una sección transversal cilíndrica. En primer lugar, el analizador de impedancias genera un flujo de corriente eléctrica, que a su vez produce un campo magnético dentro de la bobina. Dada la naturaleza ferromagnética de las fibras, una probeta dentro de la bobina aumenta la permeabilidad magnética del medio. Consecuentemente, el analizador mide la variación de inductancia dentro de la bobina. El ensayo está diseñado para cubos o cilindros (tamaño de 150 mm), que pueden utilizarse para la caracterización mecánica mediante el ensayo Barcelona (UNE 83515).

La inductancia se mide para las direcciones principales perpendiculares a las caras de los cubos o en tres ejes en los cilindros. Estas medidas son suficientes para estimar el contenido y la orientación de la fibra en los ejes principales. Una medición adicional en las muestras cilíndricas proporciona el perfil de orientación de las fibras. Este perfil permite estimar el número de orientación y la contribución de las fibras en otras direcciones. El error promedio del método para el contenido de fibra es inferior a 0,4 kg / m3. Además, los valores de exactitud y precisión para los números de orientación son inferiores a 0.43 y 1.7%, respectivamente.

Los principales proyectos de túneles en Europa (el proyecto Follo Line en Noruega y el proyecto Bank Station Capacity Upgrade en el Reino Unido) han implementado el método inductivo como parte de su sistema de control de calidad con el apoyo de Smart Engineering.

Noticias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *